domingo, 23 de abril de 2017

Taller: "Cuerpos,fronteras e identidades de género" Jueves,27 abril, 18H.


Nuevamente nos juntamos,
“Ser invisible no es un estado natural”. La invisibilidad forma parte de la tecnología del borraje de la masacre blanca-colonial. Existimos. Re-existimos. Resistimos. Habitamos y construimos cuerpxs-tejidos. Cuerpxs-recorridxs-cuerpxs-fronteras. Habitamos lugares incómodos donde se entrecruzan con la rabia, la risa con las opresiones de raza, de sexo, género de clase, de morfología corporal, de color de nuestras pieles, de nuestras edades y se mezclan con el pesimismo o con el optimismo perverso, o con ambos (pausa). Nuestras vidas son experiencias simultáneas y efervescentes. Nuestro tiempo lo construimos. Nos volvemos a juntar. Nos volvemos a mirar, volvemos a pensar la extranjerización de nuestrxs cuerpxs. Seguimos “arañando la superficie” de este cis-tema, hasta agrietarlo, romperlo.
Este, nuestro espacio, político, tierno, caótico, afectivo, errático, con tartamudeos y tropiezos, en (de)construcción está abierto para seguir pensando y definiendo acciones políticas, poéticas juntxs. Esto es un espacio sólo para hermanxs racializadxs, hermanxs migrantes, negrxs, afrodescendientes, diaspóricxs

Dónde: En el Taller, Matadero.
Paseo de la Chopera, 14.
Metro: Legazpi, L3

viernes, 21 de abril de 2017

Concentración contra el exterminio homosexual en Chechenia. 21 Abril, 20H. Frente a la Embajada de Rusia

Concentración contra el exterminio LTGBI en Chechenia




Chechenia crea campo de concentración para exterminar homosexuales El mandatario de Chechenia, Ramzan Kadyrov emprendio una estrategia enfocada a “dar una solución final a la cuestión homosexual” en la república, por tal razón mandó crear el primer campo de concentración destinado a recluir a las minorías sexuales, se trata del primero en su tipo después del creado por Hitler en 1930. Esta información fue difundida por el periódico Novaya, un medio local electrónico especializado en periodismo de investigación. Las autoras del artículo, Elena Milashina y Irina Gordiyenko, aseguran que el objetivo de esta estrategia es “la limpieza” completa de Chechenia de hombres con “orientación sexual no tradicional”. De acuerdo con la investigación, las autoridades establecieron varios campos de concentración donde los presos son asesinados u obligados a abandonar Chechenia.

 Las periodistas entrevistaron a un hombre que logró escapar de la reclusión, el cual les contó que antes de ser recluido tuvo que pagar sobornos a policías con el fin de sobrevivir. “El área en la que se ha hecho parece abandonada, pero no lo es. Es más como una prisión cerrada, cuya existencia no se sabe oficialmente”, narró uno de los testigos anónimos. Además agregó: “Varias veces al día llevaban a un interrogatorio en el que nos golpeaban. La principal tarea es averiguar nuestra red de contactos. Piensan que, al ser detenidos por ser homosexuales, toda nuestra red de contactos es homosexual”. Los testigos narraron vejaciones y maltratos físicos que en ocasiones terminaban en la perdida de la consciencia. Los custodios los formaban en hileras y los golpeaban brutalmente con palos, les escupían en la cara, los obligaban a hacer tareas y se burlaban de ellos de forma despiadada aludiendo a su sexualidad y al supuesto poco valor de su vida. Durante la semana pasada, Novaya hizo varias publicaciones en las que aseguró que el gobierno había ejecutado una serie de operativos en contra de personas LGBT. De dichos operativos resultaron 100 hombres homosexuales detenidos y tres más fueron asesinados, según informó el medio. La detención fue posible ya que la policía utilizó las redes sociales para investigar a los sospechosos. 

Con esta investigación se realizó una lista de sospechosos y de ahí se procedió a realizar las detenciones, basadas en videos y fotografías que “evidenciaban” el contacto sexual con otros hombres de los investigados. Después de esta publicación, otra nota del mismo periódico reveló que un hombre homosexual fue privado de su libertad durante varios días. Durante su encarcelamiento fue atado a una silla y golpeado con una manguera para obligarlo a confesar nombres de otros homosexuales para poder detenerlos. La ubicación del campo de concentración es una antigua sede militar en la ciudad de Argun. El periódico difundió una foto desde el cielo en la que se puede apreciar la prisión destinada a los homosexuales. Tras la difusión de estas noticias, Kadyrov señaló que se trataban de mentiras pues argumentó que “no se podía perseguir algo que no existe”, al explicar que en Chechenia no existen personas homosexuales.