martes, 16 de octubre de 2012

Mani: Octubre Trans 2012. Sábado 20, 19:00, Plaza de Chueca


¡NosoTrans lo vivimos, nosotrans decidimos!

Mani-fiesta-acción
Sábado 20 de Ocutbre
Plaza de Chueca
19:00

Fiesta: Patio Maravillas 
C/Pez, 21
22:00

Les esperamos
Organiza: La Plataforma del Octubre trans.

lunes, 15 de octubre de 2012

Manifiesto: Octubre Trans, Madrid 2012. Por la despatologización de lo Trans.

El contexto socio político y económico en el que nos encontramos actualmente nos sitúa en una posición extremadamente complicada, en cuanto a las estadísticas en personas en paro, salarios bajos, sanidad en régimen de copago, educación cada vez mas inaccesible, privada y segregada, etc… Un estado de bienestar que ya no solo no existe como tal, sino que desaparece a pasos agigantados.
Las medidas que toma el actual gobierno del Estado Español, propias de una dictadura encubierta, impuestas a base de puñetazos en la mesa, nos hacen día trans día y noche trans noche, salir a las calles a mostrar nuestro rechazo a un sistema democrático que no existe, enfrentándonos a unos niveles de represión y violencia propio de aquellos tiempos de  la dictadura franquista.
De igual forma, a las personas trans  se nos imponen ciertos protocolos y requisitos en los que no podemos decidir cómo llevar nuestras vidas, ajustándonos  a estándares de género normativos  con los que no necesariamente tenemos que sentirnos identificadxs. Todxs estamos bajo el mismo yugo que nos impone decisiones afectando gravemente nuestras vidas.
Las recientes reformas sanitarias excluyen frontalmente a las personas migrantes en situación administrativa irregular, indistintamente de su orientación e identidad sexual, exponiéndoles a una vida denigrante, a una constante inseguridad y peligro por la vida misma, que va afectar a todo colectivo migrante y en particular a las personas trans, debido a la especificidad las necesidades de atención sanitaria.
Denunciamos que la ley de identidad de género, que reconoce los derechos al cambio de nombre y sexo legal, pero como contrapartida impone unos rígidos requisitos de tiempo, medicaciones y certificado de disforia de género, palogizando nuestras vidas. También denunciamos el artículo 54 de la Ley de Registro Civil, que data del año 1957, y prohíbe expresamente los nombres que induzcan a error en cuanto al sexo de las personas, suponiendo más obstáculos al cambio de nombre en las personas trans. Esta misma Ley de Identidad de Género excluye específicamente  a las personas trans migrantes residentes en el Estado Español, a no poderse cambiar de nombre negándoles una mejor búsqueda de empleo e interacción en sus cotidianidades con la población. Por ello se convierte en una minoría invisibilizada y con trabajos precarios sin derechos igualitarios respecto a lxs demás.
Así mismo denunciamos la esterilización encubierta que la Ley de Identidad de Género conlleva. Nos rebelamos contra la hipocresía que la Ley  de Extranjería tiene negando en la práctica el derecho de asilo a las personas trans.
Rechazamos aquellos manuales que psiquiatrizan todos aquellos comportamientos que se salen de la norma (entendemos: prácticas sexuales, formas de ser y estar no clasificadas como “normales”, etc.) Por ir en contra del libre desarrollo de la personalidad.
Por ello reivindicamos la despatologización de las identidades trans con el convencimiento de que la actual consideración de nuestros cuerpos trans como una enfermedad, mantenida por la mayoría de los sistemas médico-legales, contribuye a perpetuar la discriminación social transfóbica.
Consideramos importante recalcar que no existe un único modo de vivencia trans, sino una inmensa diversidad de deseos y necesidades de tránsito corporal y por ello demandamos la cobertura de la atención sanitaria trans en los sistemas públicos de salud, en un marco flexible basado en la libre decisión informada, en la despatologización trans y en los derechos humanos.
En este sentido exigimos la retirada de las actuales categorías diagnósticas incluidas en los manuales internacionales de clasificación de enfermedades en sus próximas revisiones: DSM-5 y CIE-11, previstas para 2013 y 2015 respectivamente, apoyando la propuesta de incluir una mención no patologizante de la atención sanitaria trans-específica en la CIE, expresada desde la campaña internacional stop trans patologización.
Reconocemos la trayectoria de la lucha trans y los derechos conseguidos hasta ahora lo que nos ha permitido una mayor autonomía en la gestión de nuestros cuerpos y de nuestras vidas.
¡La lucha será transfeminista y transfronteriza o no será!